Es mi intención con esta nueva entrada dar un repaso a los principales sistemas de clasificación  vigentes en el sector AEC y desarrollar un pequeño ejemplo de cómo integrar uno de ellos, concretamente el guBIMclass, dentro de un modelo de autoría nativa desarrollado en Revit.

Introducción

El anhelo de clasificar y jerarquizar cada uno de los componentes y sistemas que forman parte de un edificio es tan antiguo como el propio arte de proyectar y construir. Con la llegada de la metodología BIM vamos a tener acceso a un modelo cargado de información y datos. La labor de clasificar se ha convertido en un proceso cada vez más automatizado que nos va a permitir tener bajo control todos los elementos, sistemas y espacios de un edificio.
 
La posibilidad de clasificar todas las entidades de un edificio es fundamental durante el proceso de diseño, tanto más en fase de construcción y durante la explotación y mantenimiento del activo inmobiliario creado.
 

Clasificación de las entidades: fase de diseño

En el proceso de diseño, donde las energías están más concentradas en alcanzar los objetivos marcados por la propiedad y en el cumplimiento de la normativa, la acción de incorporar códigos e identificadores a los elementos ya en fases tempranas va a ser un esfuerzo que seguro merece la pena. Esto nos va a permitir hacer agrupaciones, filtrados, asignación de colores, gestiones de visibilidad y otras acciones muy útiles durante el proceso de desarrollo del modelo. Así, el proyectista va a estar en disposición de atender con mucha agilidad requerimientos y modificaciones de distinta naturaleza por parte de los promotores o de la administración, al tener ya desde el inicio identificados y clasificados todos los elementos y espacios del proyecto. 
 

Clasificación de las entidades: fase de obra

Durante la fase de obra, la clasificación de las entidades va a resultar fundamental, desde el punto de vista económico y de presupuesto y también desde el punto de vista de la planificación temporal. Esta labor, tradicionalmente realizada por las empresas constructoras, se resuelve en la actualidad con mucha eficacia precisamente por tener como punto de partida una gran base de datos estructurada y sistemas informáticos que nos permiten gestionarlos con precisión y eficacia. 

Clasificación de las entidades: fase de explotación

En la fase de explotación y mantenimiento del activo, disponer del llamado gemelo digital va a ser indispensable para incorporarlo en los programas de gestión de activos inmobiliarios (como Maximo de IBM) dentro de las plataformas de gestión integral existentes ya en el mercado. Para ello va a ser necesario tener un sistema estructurado de clasificación de entidades en el que los elementos y espacios quedan identificados mediante códigos alfanuméricos y poder así hacer un histórico de mantenimiento asociado a las entidades del activo.
 
 

GuBIMclass

La alternativa a otros sistemas de clasificación internacionales es el sistema de clasificación guBIMclassque ha sido creado por el grupo de usuarios BIM de Cataluña y viene a llenar un vacío existente a nivel local en España en el que no existía un sistema de clasificación enfocado a la metodología BIM similar a los descritos anteriormente.
 
 
Logo del Grup d´usuaris de Catalunya
-Logo del Grup d´usuaris de Catalunya-
 
 
 
La propuesta que se hace desde guBIMCat es un sistema que clasifica las entidades atendiendo a su función. Lo interesante de esta propuesta, similar en su estructura a la de  Uniformat, es que los capítulos y agrupaciones definidos atienden a los usos y costumbres locales y por tanto son más reconocibles por los distintos actores que participamos en el proceso de edificación en España. Se pretende favorecer así la comunicación y reducir las posibles malinterpretaciones. 
 
De momento solo recoge elementos constructivos de edificación y de urbanización asociada a proyectos de arquitectura. La intención de los desarrolladores es que el estándar se vaya ampliando y no solo en el ámbito de la edificación sino también al de obra civil y obra lineal.
 
Otra cuestión que está pendiente de completar, según me indica el propio David Delgado Vendrell, coautor del documento, atendiendo a mi pregunta al respecto, es la inclusión de un estándar que permita codificar e identificar los espacios de un proyecto.
 
 
Ejemplo de estructura jerárquica del sistema de clasificación guBIMclass dentro de Revit. Fuente: Elaboración propia
-Ejemplo de estructura jerárquica del sistema de clasificación guBIMclass dentro de Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
 
La estructura propuesta es jerárquica y alcanza cuatro niveles, quedando el último nivel codificado con un dígito de 4 pares de números y una descripción breve de función.
 
Este sistema de clasificación, así como los otros descritos, nos van a permitir agrupar elementos atendiendo a un criterio diferente que el propuesto por la plataforma nativa para la generación del modelo, como puede ser Revit. 
 

Revit

De todos los que estamos en este mundo del BIM es sabido que Revit es el software de modelado más utilizado en la actualidad. Los creadores del programa en origen y más tarde Autodesk como actual propietaria, diseñaron un software con una estructura de información que definía cómo tenían que ser las reglas del juego durante el desarrollo del modelo.

Estructura de información en Revit

Revit tiene una estructura de datos interna que es inalterable. Es la llamada configuración de sistema. Cuando trabajamos con este software, la tenemos que conocer en profundidad para tener el control sobre lo que sucede en el modelo. En esencia, las entidades en Revit se clasifican u ordenan atendiendo a la siguiente jerarquía:
 
Estructura de información en Revit. Fuente: Elaboración propia
-Estructura de información en Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
 
Es decir, cada una de las entidades o ejemplares que se incluyen en el modelo, ya sean muros, puertas o ventanas, pertenecen a un tipo, que a su vez pertenece a una familia, que a su vez pertenece a una categoría y que, a su vez, pertenece a una disciplina.
 
 
Ejemplo visual de como se ordenan los elementos en Revit. Fuente: Elaboración propia (también la caja)
-Ejemplo visual de como se ordenan los elementos en Revit. Fuente: Elaboración propia (también la caja)-
 
 
Como punto de partida esta estructura de información es motivo de celebración ya que me permite o mejor dicho, me obliga a tener ordenadas todas las entidades del modelo desde el mismo momento en que son colocadas en su lugar.
 

La configuración del sistema

El problema viene cuando descubrimos que las disciplinas y categorías en Revit son las que son y no las podemos ni modificar ni crear. Lo mismo pasa con buena parte de las familias. Revit las “blinda” como elementos de sistema. No podemos ni editarlas ni cambiar su nombre.
 
Es decir, podríamos concluir que los elementos en Revit tienen que estar ordenados dentro de un sistema “impuesto” por el fabricante del software.
 
Esta consideración puede resultar de poca importancia si nos enfrentamos a proyectos pequeños o medianos en el ámbito privado, con clientes no profesionales a los que estas cuestiones le son ajenas. Pero no lo es tanto cuando tenemos que desarrollar proyectos complejos de edificación o infraestructuras en los que el cliente es una gran organización, ya sea pública o privada, que va a tener sus propios sistemas de clasificación y requisitos muy concretos de cómo ordenar la información. Esta atención sobre como clasificar y codificar los elementos cobra especial relevancia cuando la propiedad va a ser la encargada de la explotación y mantenimiento del inmueble.
 
En realidad, la aparente rigidez en Revit se combina con una flexibilidad enorme del sistema. Es decir, el propio entorno nos va a permitir incorporar más de un sistema de clasificación alternativo. Y vamos a ver un ejemplo concreto para explicarlo.
 

Integración de guBIMclass en Revit

Todas las familias de modelo en Revit traen dos parámetros de sistema relacionados con el ámbito de la clasificación. Los podemos encontrar en las propiedades de tipo ordenados bajo el epígrafe de datos de identidad y  se llaman:
 
  • Assembly Code  (Código de Montaje)
  • Assembly Description  (Descripción de Montaje)
 
 
Parámetros de tipo Assembly Code y Assembly Description en Revit. Fuente: Elaboración propia
-Parámetros de tipo Assembly Code y Assembly Description en Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
 
Estos dos parámetros (y concretamente el editable Assembly code) nos dan acceso por defecto al esquema de clasificación Uniformat, que, recordemos, propone una clasificación a nivel de objetos y sistemas atendiendo a su función.
 
La ubicación de este archivo la podemos saber desde la pestaña Gestionar, grupo Configuración, herramienta Configuración adicional, Código de montaje:
 
Herramienta de Código de montaje en Revit. Fuente: Elaboración propia
– Herramienta de Código de montaje en Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
Si abrimos la herramienta de código de montaje vamos a comprobar que el archivo que carga Revit por defecto cuando abrimos alguna de sus plantillas de proyecto es el estándar Uniformat.
 
 
Ruta de acceso al archivo .txt de Uniformat en Revit. Fuente: Elaboración propia
-Ruta de acceso al archivo .txt de Uniformat en Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
 
El cuadro de diálogo nos mostrará la ruta donde se ubica el archivo, con extensión .txt. Este, junto con otros estándares, está disponible con la descarga del programa Revit.
 
Por lo tanto, si no es ésta la biblioteca de código que buscamos, tendremos que acceder desde esta ventana a nuestro almacén de información y buscar el nuevo archivo .txt que queremos incorporar a nuestro proyecto.
 
En este caso, previamente tendremos que dirigirnos al sitio web de guBIMclass y activar el enlace de descarga. Este nos lleva a una ubicación de Google Drive donde podremos descargar entre otros archivos, los específicos de extensión .txt para Revit, en catalán y en castellano.
 
 
Zona de descarga de guBIMclass. Fuente: Elaboración propia
-Zona de descarga de guBIMclass. Fuente: Elaboración propia-
 
 
Con el archivo descargado y situado en una ubicación conocida, tenemos que proceder a cargarlo en nuestro proyecto.
 
 
Definición de ruta para la asignación del archivo guBIMclass dentro de Revit. Fuente: Elaboración propia
-Definición de ruta para la asignación del archivo guBIMclass dentro de Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
 
A partir de este momento, vamos a estar en disposición de asignar un código concreto a cada una de las familias de Revit que nos permitan establecer agrupaciones concretas que atiendan a este estándar de clasificación.
 
 
Asignación de código guBIMclass como parámetro de tipo dentro de Revit. Fuente: Elaboración propia
– Asignación de código guBIMclass como parámetro de tipo dentro de Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
La acción de asignar el código la vamos a poder hacer a partir de la selección de los diferentes ejemplares del modelo o mejor aún, desde una tabla.
 
En el ejemplo que nos ocupa se han realizado tablas multicategoría, que en Revit nos permiten ordenar en un mismo listado los elementos de todas las categorías, salvo las de sistema. Los elementos ordenados en las categorías de sistema de Revit, como muros, suelos o cubiertas, se tienen que listar en tablas independientes.
 
La asignación de códigos, resulta de especial utilidad hacerla desde una tabla al tener ordenados todos los elementos atendiendo a la categoría, familia y tipo a los que pertenecen inicialmente en Revit. De esta manera evitaremos omisiones y siempre tendremos presente los datos de información nativos de Revit.
 
Tabla multicategoría de Revit comparativa entre clasificación de Revit y guBIMclass. Fuente: Elaboración propia
-Tabla multicategoría de Revit comparativa entre clasificación de Revit y guBIMclass. Fuente: Elaboración propia-
 
Con los códigos asignados dentro de un modelo vamos a estar en disposición de crear cuantas tablas necesitemos, atendiendo a los diferentes valores de los atributos de los objetos y que pueden responder a diferentes necesidades que nos vayamos encontrando durante el desarrollo del proyecto. (Tenemos que prestar mucha atención al universo de gestión de datos, no nos queda otra si queremos trabajar en estos entornos).
 
 
Diferentes tablas de Revit atendiendo a diferentes clasificaciones y categorías. Fuente: Elaboración propia

-Diferentes tablas de Revit atendiendo a diferentes clasificaciones y categorías. Fuente: Elaboración propia-

 
Y, por supuesto, no vamos a renunciar a todo el potencial gráfico de Revit. La información paramétrica asociada a las entidades de modelo nos va a permitir crear filtros que van a ser de mucha utilidad para identificar elementos tomando como regla precisamente la nueva codificación incluida. Así pues, vamos a poder agrupar elementos por colores, aislarlos en las vistas, ocultarlos y muchas otras acciones. Es ahora cuando vamos a disfrutar del esfuerzo hecho de codificación del modelo.
 
Colección de filtros de Revit creados a partir de los parámetros de Assembly. Fuente: Elaboración propia
-Colección de filtros de Revit creados a partir de los parámetros de Assembly. Fuente: Elaboración propia-
 
Los filtros los vamos a poder aplicar a vistas que nos permitan identificar inequívocamente los elementos, en este caso destacando la función.
 
 
 
Agrupación por colores de las carpinterías de proyecto por función en una vista de Revit. Fuente: Elaboración propia
-Agrupación por colores de las carpinterías de proyecto por función en una vista de Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
 
Agrupación por colores de los muros de proyecto por función en una vista de Revit. Fuente: Elaboración propia
-Agrupación por colores de los muros de proyecto por función en una vista de Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
 
Agrupación por colores del mobiliario de proyecto por función en una vista de Revit. Fuente: Elaboración propia
-Agrupación por colores del mobiliario de proyecto por función en una vista de Revit. Fuente: Elaboración propia-
 
 
 
En las vistas también vamos a poder incluir etiquetas que recojan el valor del código y su descripción en el caso que fuera necesario para generar algún plano de consulta.

Conclusiones

La adopción de estándares nos hace ser más eficaces y productivos en nuestro trabajo. Hacen que mejore la comunicación entre agentes y crean un escenario previsible y transparente en el que desarrollar una actividad.
 
Un software de modelado como Revit nos permite integrar diferentes estándares reconocidos, pero también estándares locales o personalizados de empresa. 
 
Tener perfectamente codificado un modelo a partir de un estándar nos va a dar un control enorme sobre cómo gestionar los datos almacenados. En esencia vamos a poder identificar, localizar y ordenar atendiendo a los atributos de clasificación asignados a los elementos del inmueble.
 
Esta cuestión va a ser de especial importancia cuando preparamos el modelo con vistas a la explotación y mantenimiento del activo inmobiliario. Esta consideración enlaza de forma directa con la exportación del nativo a formato Ifc y con el estándar COBie de intercambio de información. Pero dejaré este tema como punto de partida para otra entrada de este blog.
 

Para saber más…

 

 
 
 
 
 
 
 
 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad